Bocaditos y cafeteros hacen feliz al mundo entero. Parte II

#Postres y dulces 28 enero 2021

¡Hola, cocinillas!


Como ya os adelanté en la Parte I, en esta ocasión nos toca abordar la receta de los cafeteros en algunas de sus múltiples y deliciosas variedades. 


Hay gente muy clásica que solo se anima a probar el sabor de siempre pero, si algo me alucina de esta receta es que, está a cuál más rico. Así que vamos a ello. 


Podemos comenzarlos del mismo modo que la receta de los bocaditos de nata, buscando en Cookidoo® la receta de la “Masa Choux” o, poniendo en el buscador directamente "Petisús (éclairs)". En esta última, la receta de la masa varía ligeramente -sobre todo en cuestión de cantidades- pero, si no queréis que vuestra casa parezca una pastelería, podéis hacer la receta básica de Masa Choux, variando las formas (bolas para los bocaditos y bastones para los cafeteros) y conseguir de ese modo una bandeja de estos pequeños y maravillosos bocados con la mitad de esfuerzo.


Donde quiero profundizar es en el relleno, que es donde los cafeteros dan el do de pecho. Pero no os preocupéis, que os voy a detallar aquí abajo toda la receta. 



Ingredientes


Crema pastelera



  • 500 g de leche

  • 60 g de harina de repostería

  • 2 huevos

  • 2 yemas de huevo

  • 1 cucharada de azúcar vainillado

  • 70 g de azúcar


Masa choux



  • 120 g de leche

  • 130 g de agua

  • 100 g de mantequilla

  • 1 pellizco de sal

  • 5 g de azúcar

  • 160 g de harina de repostería

  • 4 huevos (60-65 g c/u)


Glaseado y montaje



  • 200 g de azúcar glas

  • 1 clara de huevo

  • 4 - 5 gotas de zumo de limón


Preparación


Crema pastelera


  1. Ponga en el vaso la leche, la harina, los huevos, las yemas, el azúcar vainillado y el azúcar y programe 7 min/90°C/vel 4. Mezcle 5 seg/vel 9. Vierta la crema en una manga pastelera con boquilla y reserve. Lave el vaso.

Masa choux



  1. Precaliente el horno a 200°C. Forre una bandeja de horno con papel de hornear.

  2. Vierta en el vaso la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y caliente 5 min/90°C/vel 2.

  3. Agregue la harina y mezcle 15 seg/vel 4. Retire el vaso de la máquina y deje templar durante 5-10 minutos.

  4. Coloque el vaso en la máquina y sin poner el cubilete, programe vel 4 y vaya añadiendo los huevos de uno en uno a través de la abertura (no incorpore el siguiente hasta que esté integrado el anterior). Vierta la masa en una manga pastelera con boquilla de 1 cm.

  5. En la bandeja de horno preparada, haga 30 bastones de aprox. 6 cm. Hornee durante 20 minutos (200°C). Retire del horno y repita la misma operación con el resto de la masa. Deje enfriar. Lave el vaso.


Glaseado y montaje



  1. Ponga en el vaso el azúcar glas, la clara y el zumo de limón y mezcle 10 seg/vel 6. Retire del vaso y reserve.

  2. Haga un corte por uno de los lados de los bastones sin llegar a separar las dos mitades y rellénelos con la crema pastelera. Bañe cada uno por la parte superior con el glaseado. Reserve en el frigorífico hasta el momento de servir.


Y la parte que más me alucina porque lo desconocía totalmente... 


¡SUGERENCIAS Y TRUCOS!


¡¡¡¡¡Puede conservar las piezas de masa choux horneadas envueltas en una bolsa de plástico durante una semana en el frigorífico o durante aprox. 1 mes en el congelador!!!!! (En este caso deje descongelar completamente y utilice el mismo día.)


Crema pastelera de chocolate: Añada 3 cucharadas (30 g) de cacao puro en polvo junto con el azúcar.


Crema pastelera de café: Añada 3 cucharadas (10 g) de café soluble junto con el azúcar.


Glaseado de café: Añada al glaseado 2 cucharaditas de café soluble y mezcle con una cucharita hasta que esté bien disuelto.


Cobertura de chocolate: En lugar del glaseado, puede cubrir los petisús con cobertura de chocolate. Ponga en un bol apto para el microondas 75 g de chocolate fondant con 10 g de mantequilla y 1 cucharada de agua. Caliente 30 segundos al 100% de potencia y mezcle bien para integrar los ingredientes.


Yo no soy muy fan del chocolate en particular, así que hice una pequeña variación. A unos les puse cobertura de CARAMELO calentando en una cazuela a fuego lento un par de cucharadas de azúcar hasta que se fundió completamente. Pero, si hacéis esto -cosa que os recomiendo, fervientemente- tened mucho cuidado de no quemaros al bañar los cafeteros. Yo me ayudé de una cuchara para regarlos una vez rellenos. 


 


(Las fotos no son una maravilla porque no nos dio tiempo a montar el set de lo ricos que estaban ja,ja.)


Y tú, ¿tienes ya claro cuál es tu sabor favorito?


¡Nos vemos en la cocina!