Roscones para Reyes de verdad

#Navidad 08 enero 2021

A menudo pienso en la inmensa suerte que tengo de vivir en un pueblecito donde todavía encuentro panaderos y reposteros que han perfeccionado sus recetas de generación en generación. Esos pequeños comercios impregnan las calles de un característico, delicioso e inigualable olor a recién hecho. Son oro puro. Pero las franquicias han hecho mucho daño a los artesanos de verdad y, lamentablemente, ya no se encuentran con facilidad productos de tanta calidad en el mercado.


Recuerdo unos Reyes que me tocó pasar en Madrid. Decidida, me puse a guardar una cola interminable en una panadería de mi barrio que tenía muy buena fama. Esperaba ansiosa el turno para recoger mi roscón con la emoción de un niño...


"Son 25€, ¿efectivo o tarjeta?" Ojo, tamaño mediano, que solo éramos 2. Seco y duro como la mojama. ¡Vaya chasco! Un año entero esperando a que llegara el día de Reyes para comer roscón y resultó ser un desastre. 


¡Ay de mí si hubiera descubierto antes Thermomix® !


A ver, que tampoco me atrevo yo a medirme con los panaderos de verdad pero, ¡nos quedó espectacular! Un roscón de tres "B" (bueno, bonito y barato) y sobre todo, con la enorme satisfacción de haberlo podido hacer en casa. 


Aquí os enlazo la receta de Cookidoo® del Roscón de Reyes que utilicé, aunque luego decidimos rellenarlo de nata montada para que estuviera de 10.


Importante: Hay que dejarlo crecer y crecer. El secreto para un roscón enorme es olvidarte de él.


Después de la primera hora esperando a que subiera dentro del vaso, vimos que no había sido suficiente porque el ambiente estaba muy frío (ahí me asusté un poquito, jeje). Así que, decidimos meterlo dentro del horno que estaba ligerísimamente templadito y mejor aislado y entonces... empezó la fiesta.


¡Anímate ya! No tengas miedo a prepararlo en casa. Con Thermomix® nada puede quedarte mal. 



¡Nos vemos en la cocina!